viernes, 2 de mayo de 2008

Sectores afines con la salud hacen graves cargos contra el gobierno de Bucaramanga.



Graves irregularidades en el manejo de la salud por parte de la administración municipal de Bucaramanga hicieron el consejo estudiantil de la facultad de Salud, la Asociación de profesores y la Asociación Nacional de Internos y Residentes de la Universidad Industrial de Santander.

En un comunicado conjunto expedido en las ultimas horas se hacen varias denuncias por lo que ellos llaman la pérdida de programas sociales, a raíz de problemas que se han presentado para la marcha de la Unidad Materno Infantil UIMIS.

En los apartes más importantes del comunicado dice:

Que desde que la UIMIST abrió sus puertas, la atención materno-infantil ha sido llevada a cabo en alianza ISABU – UIS. En el año 2004 la UIMIST cerró sus puertas a la comunidad debido al deterioro de la planta física que impedía el buen funcionamiento de dicha unidad. Luego de 4 años de inactividad, en febrero del 2007 el gerente del ISABU, solicitó a las directivas de la Facultad de Salud UIS reactivar dicha unidad, para lo cual se convocaron jornadas de discusión y trabajo, y que de éstas surgió un punto de acuerdo en el que la UIS se comprometía a la dirección y asistencia técnico-científica de la unidad mediante la firma de un convenio de cooperación UIS – ALCALDIA municipal de Bucaramanga.

A partir de estos acuerdos la UIS diseñó planes y programas de atención con énfasis en promoción de la salud y prevención de las enfermedades de la población materno-infantil, más prevalentes en nuestra región. Dichos planes y programas serían ejecutados en 3 fases: Primera, apertura de consulta externa para la atención primaria en salud física y psico-social; segunda, apertura de las salas de atención de partos; y tercera, apertura de salas de cirugía ambulatoria. La UIS, en cabeza de la escuela de Medicina y su departamento de Salud Pública y Administración, realizó el estudio y planeación desde el punto de vista administrativo para garantizar viabilidad y sostenibilidad a dichos planes de atención.

La primera fase logró ejecutarse con éxito desde agosto del 2007, con atención de la más alta calidad en medicina general, pediatría, ginecología, psiquiatría, enfermería y bacteriología, asumida por docentes y estudiantes de pregrado y postgrado de la facultad de salud UIS y bajo la administración de un docente especializado en el área.

Durante la administración del docente
UIS en la UIMIST, se gestionó por medio del Club Kiwanis, un proyecto conjunto, de autoría UIS, con la ONG Holandesa "AMIGOS" y de donde se obtuvo una donación representada en bienes inmuebles, los que fueron entregados este 24 de abril. Iniciada la primera fase, asumida casi en su totalidad por la UIS, el documento del convenio de cooperación UIS – ALCALDIA no había sido firmado por el alcalde municipal de turno, a pesar que ya había sido elaborado por la UIS y firmado por su rector.

Dicha firma era esencial para poner en marcha la segunda y tercera fase del programa. Esta misma firma fué dilatada con la elección y posesión del actual alcalde, Fernando Vargas (propietario de la UDES). El día primero de abril el director técnico-científico de la UIMIST, quién es docente de la UIS fué informado por el gerente del ISABU que había sido nombrada en su cargo, la Doctora Ligia Solano, decana de la facultad de salud de la Universidad de Santander – UDES-, quien lo asumiría a partir del siguiente día. El día 2 de abril, las directivas de la facultad de salud de la UDES, se reunieron en instalaciones de la UIMIST.

Ante ésta situación y debido a que violaba los acuerdos establecidos en el 2007, el decano de la facultad de salud y el director de escuela de medicina de la UIS, solicitaron una reunión con el gerente del ISABU para aclarar la situación. En ésta reunión las directivas del ISABU argumentaron "el incumplimiento" en la iniciación de la segunda fase por parte de la UIS en el programa UIMIST, y la autoridad y autonomía de la que goza el gerente del ISABU para firmar convenios con las diferentes universidades. La UIS rechaza dichos argumentos, pues para la segunda fase era necesaria la firma del convenio de cooperación, que permitiría la asignación de recursos para llevarla a cabo.

Nos preocupa sobremanera la posible pérdida para la comunidad de programas de impacto social, que previenen y resuelven los principales problemas de salud pública. De igual forma nos preocupa la manipulación y el conflicto de intereses por parte del alcalde, que se evidencia en el favorecimiento de la UDES en la consecución de sitios de práctica para la escuela de medicina de dicha universidad de la cual es propietario.

Nos preocupa la pérdida de una institución pública de carácter Universitario donde la Universidad Pública forma profesionales de la salud con visión SOCIAL además de su formación técnico-científica. Nos preocupa el interés propio que se evidencia cuando una Universidad privada como la UDES cobra matriculas a sus estudiantes como si contara con campos de práctica propios y envía a sus estudiantes a instituciones públicas de salud que están cubiertas por la universidad pública, aprovechándose de la investidura de ser alcalde como le ocurre a Fernando Vargas que sin pena ni gloria debería declararse impedido de acuerdo a la ley. Nos oponemos rotundamente a las políticas del gobierno nacional y local de privatización de los servicios de salud.
Trabajadores, estudiantes, profesionales y usuarios de la salud, ¡unidos por una salud al servicio del pueblo!
Bucaramanga, abril 30 de 2008. Regresar a Inicio o Titulares...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Registros

Visitas al sitio bersoa.com De momento a esta pág:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...